INDICE
La vida se parece mucho al jazz... Es mejor cuando improvisas.
George Gershwin
ENEUR_DOSSIER
¬
32
Newsletter

Suscribite a ESTO NO ES UNA REVISTA. Es sólo un click.

Redes
Sonoridades
ENEUR Rising Son, de Takuya Kuroda
por Javier Martínez

No resulta sorprendente que en un mundo globalizado, adicto al tag y continuamente mixturado el trompetista japonés Takuya Kuroda haya echado a andar un tremendo discazo que encierra en su redondez el jazz, el afro-beat, el funk y el hip-hop. Lo que sí es una gran sorpresa es el placer que es capaz de producir en sus oyentes; la fuerza expresiva, muscular, visceral y viva que transmite track a track. Rising Son destila aromas a (obviedad para un trompetista) Miles Davis y a ese estupendo soplador sudafricano llamado Hugh Masekela. En esos registros y en los suyos propios habrá que internarse y dejarse empujar por una corriente eléctrica (que no electrónica) en las que el virtuosismo no hace énfasis en la velocidad, aunque no abjure de ella, ni en el frenesí, aunque se lo calce como un guante en algunos de sus pa(i)sajes.

Nacido en la ciudad portuaria de Kōbe, Kuroda desembarcó en Nueva York hace poco más de una década. Desde entonces no sólo transitó las calles sino que recorrió infinidad de lugares en los que su trompeta fue forjando un respeto y le granjeó varias fichas en las apuestas a futuro. En 2014, ya erigido (con total justicia) en una de las estrellas que son la punta del iceberg del jazz contemporáneo, fue fichado por el mítico sello Blue Note para hacer su debut en las ligas mayores y poner en las bateas este disco producido por José James, con quien Kuroda trabaja desde hace años y quien pone la voz en uno de los dos temas que no son de la cuña del trompetista japonés: “Everybody Loves the Shunshine”, quizá uno de los puntos más altos de Rising Son, la cual es cuestión difícil de zanjar con los otros 7 temas.

Si durante los primeros años de esta década, sus presentaciones se centraron en su país natal y, fundamentalmente, en su ciudad adoptiva, la salida de Rising Son le augura un recorrido más amplio por el mundo. Quienes no tendremos la dicha de verlo en vivo en el corto plazo podemos paliar esa falta escuchando su sonido hipnótico; sus fraseos que nos llevan a pasear por los rincones más inexplorados de la fantasía musical.

Blue Note / Universal ¬ 2014
Rising Son