INDICE
El verdadero signo de inteligencia no es el conocimiento, es la imaginación
Albert Einstein
ENEUR_DOSSIER
¬
39
Newsletter

Suscribite a ESTO NO ES UNA REVISTA. Es sólo un click.

Redes
Blablablá
ENEUR Museo Larco

El apellido Larco está indisolublemente ligado a la historia peruana del último siglo y medio. Proveniente de Italia, José Larco arribó a América en 1838 para fundar un pequeño imperio económico, sacudido por las eventualidades del devenir y las guerras, que incluyó una descendencia que llegó a ocupar puestos de decisión en la política de Perú. Uno de los eslabones de la larga cadena fue Rafael Larco Hoyle, hijo homónimo de quien fuera vicepresidente y ministro de relaciones exteriores entre 1930 y 1945. Larco Hoyle dedicó su vida (y gran parte de su fortuna familiar) a la historia y la arqueología, investigando en libros y en campo para ampliar la colección de cerámica precolombina de su padre para llegar a la friolera de 45.000 piezas catalogadas. En 1925, su padre le compra una colección de cerámicas y otras piezas arqueológicas a su cuñado y se la entrega al joven Rafael. De allí en más, la adquisición de la monumental cantidad de obras y piezas obligó al coleccionista a trasladar el patrimonio arqueológico a un nuevo sitio. El lugar elegido fue una hermosa casona en la ciudad de Lima, en el distrito de Pueblo Libre.

Si bien la colección puede ser apabullante, sobre todo el depósito en el que se guardan las piezas que no son parte de la exhibición permanente, la curaduría le ha impreso un carácter tal que mezcla el interés por saber, las infografías, las piezas arqueológicas, la iluminación, los colores de la arquitectura, de modo tal que el visitante se siente llevado por el entusiasmo por descubrir la variedad y potencia estética de las culturas precolombinas que forjaron el imperio incaico. El Museo Larco pone en vitrinas lo que las ruinas del imperio están imposibilitadas de mostrar y los españoles y otros depredadores arqueológicos se encargaron de saquear. Es, en suma, un complemento ideal y necesario para poder tener una idea acabada de todo lo que produjeron esas culturas que, impensable hoy en occidente, trascendió la historia sin una sola palabra escrita. Para finalizar el recorrido y terminar de despeinarse la peluca del prejuicio, bien vale la pena dedicarle tiempo al ala en el que se encuentra la exhibición de arte erótico.


Museo Larco
Av. Bolívar 1515, Pueblo Libre, Lima 21, Perú
(00511) 461-1312
Lunes a domingo de 09:00 a 22:00 (incluye feriados)