Blablablá
« Nota anterior
Nota siguiente »
Blabletas
por Conejo Editor

Desde su refugio subterráneo, foráneo y algo calcáreo, El Conejo Editor vuelve a la carga e intenta ponerse al día con sus célebres entregas acerca de asuntos que solo le interesan a él.

Después de casi dos años y medio sabáticos, recibí con alegría y emoción la noticia del regreso de ENEUR. Pero la vida me sorprendería fronteras afuera y no logré llegar a tiempo para poder escribir mis blabletas en la vieja Remington en la que siempre lo hago. Chiste. Sólo que el temita de no poder volver hasta vaya a saberse cuándo me tenía un tanto ocupado. Lamenté profundamente no poder estar en el número del regreso pero estoy feliz de hacerlo ahora. Entonces, aquí vamos otra vez como cuchillo (guiño, guiño) que vuela hacia la modelo que gira. ¡A trabajar!

Spot no me extrañes mucho
Si alguien se quedó recontraparanoico con la serie Black Mirror, comenzará a dudar sobre qué cuernos es una serie de ciencia ficción y cuál es realmente el sentido de la vida. Spot, el perro robot, es un desarrollo de la empresa Boston Dynamics que, salvo por su color amarillo, bien podría ser uno de esos espantos robóticos de la serie. Habiendo sido probados en Nueva Zelanda como pastores de ovejas, la gente simpática de Singapur lo prueba para hacer cumplir el distanciamiento social impuesto por la pandemia. Spot, el perro robot, se te acerca y te pide que te alejes de tu prójimo por la seguridad de todos y asegura que tu país te lo va a agradecer. Viéndolo venir, a nadie podrá sorprenderle la idea de que un perro hable. Tal como lo hacía el otro Spot, también perro y también amarillo, protagonista de cuentos infantiles. Para aquellos que gustan linkear lo infantil con lo siniestro, como el viejito vienés, con este párrafo estarán de parabienes.

Llamado a la solidaridad
Sahar Tabar, la Angelina Jolie iraní, es una influencer (ese nuevo trabajo que no termino de entender) que jugó con su parecido con la actriz, sembrando la duda de si sus fantasmagóricas apariciones fueron o no producto de maquillaje, prótesis y efectos digitales. Un monstruo. La cosa es que hace casi dos años, apareció en Instagram violando las normas iraníes de vestimenta y fue a parar al calabozo por blasfemias. Así llegó la pandemia con la Angela Jolie Zombie, como también se la conoce, en gayola y así y todo tuvo la mala suerte de contagiarse de COVID-19. Desde mediados de abril, cuando fue conocida la noticia, no ha habido novedades sobre su estado de salud. Si alguien tiene alguna nueva, por favor enviar un correo a conejo@estonoesunarevista.com.ar

Que alguien piense en los niños
De todos los emails que me llegaron pidiendo contenido para que publiquemos en este número el ganador es el de (redoblante) Pepito C. (platillo) que dice:

            Señor conegoquiero que pomgas la zapatilla del videoqids, la de atrás, GRCAIAS!!

Si hay algo que me conmueve son los niños. Así que me puse a la búsqueda de ese video que resultaría una de las cosas más espantosas que vi en mi vida entera que no no no lo podés creer y lo ves de nuevo y te querés morir, ¿lo viste? Ahhh, cuando lo veas es un cosa de una tontez in-dig-nan-te indignante ni por delante ni por detrás, dejate de joder. Le pedí encarecidamente a nuestro máster corrector que dejara la oración anterior sin corregir porque la idea es que ahora la lean en voz alta y también se queden sin aliento, porque para ver lo que sigue no lo van a necesitar.